Permanecer conectado a la Fuente agradeciendo o aceptando lo que es

Tal y como lo han comunicado los Seres de Luz a través de Liesel.

¿Por qué los conceptos de gratitud y aceptación siempre han impregnado las enseñanzas de los textos espirituales? La diferencia entre gratitud o aceptación e insatisfacción o ingratitud es la diferencia entre la unidad y la separación. Cuando experimentas gratitud por lo que es, aceptación por lo que es, irónicamente estás dando la bienvenida al mismísimo poder del cambio en tu vida, porque entras en el terreno de juego dinámico de Dios. 

El único lugar en el que Dios o el Espíritu, tu ser más elevado o la Conciencia de Unidad, el único lugar en el que tu verdad más profunda se entrecruza con este mundo es el momento actual, el ahora. Así pues, cuando dices «no» a lo que es, cuando te alejas de lo que es, te aíslas de la conexión con el más absoluto de todos los poderes, que eres tú mismo, que es Dios.